Cuándo es recomendable tener un manual corporativo

¿Que es un Manual Corporativo?

Toda marca que se precie debe contar con un manual corporativo o de identidad corporativa. Un decálogo al que podamos acudir cada vez que necesitemos crear algún elemento creativo relacionado con la marca. Sirve para elaborar un folleto, una publicación o crear una tarjeta de visita. El objetivo es muy claro, todas las creaciones relacionadas con una determinada entidad deben cumplir ciertos requisitos gráficos. Podemos resumirlo como la necesidad de que todas estas creaciones estén en armonía las unas con las otras.

¿Para que es un Manual Corporativo?

Entre otras cuestiones, el manual corporativo es un documento que nos aporta información relevante sobre la marca que representa. Profundizando en cuestiones como las directrices visuales (Guidelines), que deberán seguirse para generar cualquier elemento visual relacionado con la compañía. Además, define los diferentes elementos conceptuales que describen la empresa.

Más allá del concepto

Por una parte, nos cuenta cómo es la marca a nivel conceptual. Es decir, cuál es su filosofía de empresa, qué valores les mueven o a qué tipo de público objetivo se dirige. Pero, quizá, la parte más importante de un manual corporativo sean las directrices visuales que deben seguirse siempre para crear las diferentes comunicaciones de la empresa. Todas seguirán la misma línea, creando una imagen de marca, algo fácilmente reconocible por la audiencia.

Esta última doctrina estipula el lugar más adecuado para colocar el logo de la empresa en una comunicación, pero también muchas otras cuestiones. Como, por ejemplo, qué tipo de imágenes utilizar, las dimensiones de las mismas o el tono que debe emplearse en el grueso de las comunicaciones.

En Avispa queremos ayudarte a entender cuál es la importancia de contar con un manual corporativo. Para ello, vamos a diseccionarlo y desgranar cuáles son las secciones básicas con las que deberá contar.

1- Concepto y posicionamiento

Lo primero que debe reflejar son los objetivos y las estrategias de la marca. Estas es una de las bases para fijar la identidad de una determinada empresa.

2 – Definición de marca y valores

En este apartado será relevante definir la marca, qué valores son los más importantes para la empresa, así como su misión principal la visión de futuro que la compañía tiene sobre sí misma.

3 – Logotipo

Es uno de los elementos visuales más importantes. Debe incluir todo el proceso creativo en la elaboración del logotipo y sus posibles variables.

3 – Concepto visual (O Linea gráfica)

En este apartado encontraremos todo lo necesario para crear diferentes comunicaciones con la imagen de la empresa. El tamaño de las imágenes, el tipo de fotografías o la tipología que deberemos utilizar. En el caso de un congreso, generalmente el concepto visual es a la vez

 

Entrada anterior
Identidad visual corporativa: errores a evitar

No se han encontrado resultados.

Menú