Identidad visual corporativa: errores a evitar

Corporativo, Diseño

Podemos definir la identidad visual corporativa como la razón de ser de una empresa concreta. Cuenta con una parte verbal o naming y una parte visual que va a definir el branding y la imagen de la entidad. En esta categoría podemos aglutinar diferentes elementos gráficos de la compañía como el logo, los colores corporativos, el estilo y la tipografía empleados, etc. En definitiva, todos aquellos aspectos que van a influir en la identidad e imagen de una determinada marca o empresa. Generalmente reflejados en el Manual Corporativo.

Este proceso puede resultar mucho más complejo de lo que parece, sobre todo cuando no se elabora de forma conjunta y se presta especial atención a que todos los elementos gráficos armonicen entre sí. En esta entrada vamos a repasar algunos de los errores más comunes en el desarrollo de una identidad corporativa. Todo aquello que no se debe hacer bajo ningún concepto.

Mala elección cromática

Muchas marcas se caracterizan por un naming bien definido y claro, pero esto no quiere decir que no puedan apostar por un tono de color. La elección cromática será de vital importancia, ya que perseguimos captar la atención de los usuarios. Si es demasiado oscura o la tipografía no es clara estaremos perdiendo efectividad. De hecho, estas cuestiones pueden generar rechazo hacia la marca. La mejor forma de evitarlo es contratar un servicio profesional que te asesore en todo lo necesario.

Mal enfoque verbal

Muchas veces vemos el nombre o el logo de una empresa y no sabemos a qué se dedica. Es importante buscar el carácter en el logotipo, trabajar en una paleta de tonalidades representativa o incluir elementos que faciliten dicha asociación. Esta cuestión va a ayudar y mucho a que los usuarios identifican la marca de forma sencilla.

Simbolismo errado

Los logotipos no tienen por qué componerse exclusivamente de letras, pero cuando incluimos algún elemento o símbolo este deberá estar en armonía con el tipo de negocio o la actividad productiva que realiza la marca. Si no es así, puede crear confusión en el usuario, una emoción negativa que no nos interesa.

En Avispa  queremos destacar la importancia de estas tres cuestiones que están relacionadas entre sí. Si contamos con un logo y una elección cromática adecuada pero el símbolo elegido no funciona, estaremos lastrando la efectividad de la identidad visual corporativa de la compañía.

Menú